lunes, 27 de noviembre de 2017

¿¿Quien mató a los 44 del ARA San Juan y a Rafael Nahuel? El estado argentino


ARA San Juan (Fuente: Wikipedia)



La pérdida  del ARA San Juan y la más que probable muerte de los 44  miembros de su tripulación como el asesinato por la espalda por parte de agentes de la Prefectura Naval (guardacostas) del mapuche Rafael Nahuel en un confuso incidente en Villa Mascardi, Río Negro, sólo tienen un  sólo responsable: El Estado Argentino

¿Porqué esta aseveración? Los 44 iban en un submarino viejo, el ARA San Juan de más de 35 años, el cual  se perdió hace casi 2 semanas y a pesar del rastreo multinacional aún no aparece. Aunque aparentemente el ARA San Juan tuvo una reparación general en el 2011 pero que en el último tiempo tuvo varios problemas en su funcionamiento, así se ha sabido según versiones de familiares. A la Armada Argentina como al estado Argentino poco y nada le importa en que condiciones trabajan y en que andan navegando sus fuerzas, si van en barcos seguros o si tienen los medios para hacer su trabajo. Muchos defensores del actual gobierno le cargan la responsabilidad del desastre del ARA San Juan al gobierno de Cristina Fernández y a su ministro de Defensa Agustín Rossi de la poca mantención del ARA San Juan como del resto de la Flota de Mar argentina, pero tampoco podemos que hace casi 2 años que el kirchnerismo no gobierna la Argentina.....ya es hora que el gobierno de Mauricio Macri se haga cargo de sus desastres y no le cargue todo al gobierno pasado cual nene taimado. Esa estrategia puede funcionar un tiempo, pero ya es hora de que asuma que es responsable de la muerte de esos 44 marineros, ya sea por omisión, por dejar que la Armada Argentina los mande en una carcacha flotante que no se sabe cual era su real estado. Si el estado argentino es incapaz de otorgar lo básico a las fuerzas armadas, creo que debiera preguntarse ¿necesita Argentina fuerzas armadas? Tras el trauma de la última dictadura, la derrota de la guerra de Malvinas y los sucesivos alzamientos militares hasta 1990, la estrategia de los diversos regímenes democráticos era quitarle poder a los militares haciéndolos trabajar con el mínimo de presupuesto y medios, lo cual parece hasta  razonable dado que actualmente la Argentina no posee hipótesis de conflicto. Pero la más que probable muerte de los 44 del ARA San Juan tendría que hacer pensar a la clase política argentina cual es el rol de los militares en la actualidad, es decir ¿hay que tener militares o no? si la respuesta es si, que posean un equipamiento básico pero funcional pero si no, disolver las fuerzas o transformarlas en otra cosa, como las Fuerzas Canadienses o la Fuerzas Armadas Belgas (una sola gran rama) o tener una fuerzas de defensa fronterizas y de orden público...pero sin que estas hagan lo que quieran o maten sin asco como lo sucedido a Rafael Nahuel.


Rafael Nahuel (Fuente: Diario Río Negro)



Por lo que se sabe, Rafael Nahuel fue asesinado por miembros de las fuerzas especiales de la Prefectura Naval, el grupo Albatros, en un extraño incidente para decir lo menos y que más encima, ocurrió justo cuando era enterrado Santiago Maldonado, quien murió en un confuso "incidente" con la Gendarmería Nacional y que a pesar de la autopsia aun no queda claro en que circunstancias terminó ahogado en el Río Chubut.  Tras saberse la muerte de Rafael Nahuel, muchos seguidores del actual gobierno en las redes sociales justificaron su asesinato a manos de los agentes estatales, volviendo a aflorar el ya consabido racismo de un sector no despreciable de la sociedad argentina con relación a los pueblos originarios, cayendo muchas veces en una xenofobia producto de la más amplia ignorancia, al considerar a los mapuches de Río Negro, Neuquén y Chubut como "invasores chilenos", discursito que ha sido reproducido en más de una ocasión en medios como La Nación o Infobae. Esta clase de discursos racistas y xenofóbicos no son extraños en una sociedad como la Argentina (y especialmente la porteña) que ha negado de manera sistemática (y no importando el color político) la existencia de otros actores sociales que no sean los idealizados descendientes de inmigrantes llegados hace ya varias generaciones, construyendo un mito negacionista que llega a lo inverosimil por momentos e incluso justificando violaciones de derechos civiles y humanos como es el caso del asesinato de Rafael Nahuel, pero lamentablemente, esto es parte del imaginario argentino cotidiano.

Como puede verse, tanto la desaparición y probable muerte de los 44 del ARA San Juan como el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel es culpable el Estado Argentino, ya sea por omisión negligente en el caso de los tripulantes del submarino y por acción, por la desproporcionada represión por parte de los agentes policiales federales que causaron la muerte de Rafael Nahuel y que probablemente tuvieron que ver con el fallecimiento de Santiago Maldonado.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

¿Porqué Sebastían Piñera ganará las elecciones?


¿Porqué Sebastián Piñera ganará las elecciones? (fuente: Gamba.cl)




¿Porqué Sebastián Piñera ganará las elecciones? No es mi candidato y me encuentro en las antípodas de sus posturas y discursos, pero tal  cómo le contesté ayer a un amigo, el hecho que probablemente gane Piñera el 19 de noviembre (o su posterior estiramiento para diciembre) es porque la derecha tuvo éxito, a través de la mass media y del discurso cotidiano, vender la idea de que el progreso es un acto individual y no colectivo. Le plantearon a la sociedad chilena pospinochetista la idea eje de que el mall (shopping/centro comercial) es el espacio social de interacción por excelencia, donde con ser consumidor se era  un sujeto socialmente reconocido. El poder consumir le da a ese sujeto la posibilidad de ser actor individual, borrando la lógica liberal del ser ciudadano. Este nuevo ser producto de décadas de neoliberalismo no entiende (o no tiene en su formación cultural) la idea del  ciudadano y que por ende se es parte de un proyecto colectivo de sociedad, lo que va más allá de la Teletón y la selección, fenómenos donde se reduce lo colectivo en el Chile actual.

 El votante que votará a Piñera es el que la Concertación-Nueva Mayoría dejó de lado de facto a lo largo de las más de dos décadas que gobernó, fue el mismo que desincentivó la participación en los movimientos sociales, los que fueron desarticulados en el 1er gobierno oficialista (ese del lejano 1990). Esa misma coalición es la  que dejó cautivo a la sociedad chilena con la institucionalidad cotidiana heredada de la dictadura como son las  AFP,  las Universidades estatales de paga, el sistema estatal de salud mixto a través de Fonasa (las isapres y la red Christus de la PUC son meramente el lucro oficializado) entre otros aspectos de la vida cotidiana. Pasaron décadas sin modificar seriamente esta herencia, ya sea por incapacidad/contubernio/insensibilidad de la clase política. Recién a más de 25 años del retorno a la democracia, algo empezó a cambiar en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, pero muy lentamente. Las clases políticas de centro, ya que de izquierda no tienen nada y los que tienen esa caratula son  pantomimas o burdas caricaturas, no se dieron cuenta o no quisieron ver que Chile cambió en estos años, que el votante no se identifica con  metarelatos ideológicos complejos y con militancia en partidos políticos, los cuales ve como encerrados en sus propios intereses y proyectos a espaldas de la sociedad. 

La consecuencia visible de lo anterior, más allá del crecimiento económico macro (el cual es real e innegable, pero no se ha distribuido como corresponde, cuestionando de manera real la ideal neoliberal del chorreo),  ha significado que millones de chilenos vivan como puedan, es decir que teniendo techo, trabajo y algo más ya están hechos. La sociedad chilena asumió la precarización como estilo de vida y se acostumbró a eso. Puede que vivan en un síndrome de Estocolmo, es decir, son  rehenes de un modelo que los aprieta pero a la vez conformados por el hecho de poder consumir para reconocerse como sujetos. Como puede verse, están dadas las condiciones para que Sebastián Piñera gane las elecciones y vuelva de nuevo al poder.

jueves, 19 de octubre de 2017

¿Quién asesinó a Santiago Maldonado? -actualizado-

Última foto con vida de Santiago Maldonado (fuente: cronica.com.ar)




Apareció Santiago Maldonado. No estaba en Chile como decía la diputada Lilita Carrió o los trolls que pueblan esa cloaca de redes sociales que es Twitter ni tampoco en Salta o en Gualegauychú donde "todos se parecen a el" según consignaban notas en TN en su momento. Todo lo contrario, apareció muerto muy cerca donde desapareció.  Al parecer todo indica que Santiago Maldonado fue asesinado. El cuerpo que fue encontrado bajo extrañas circunstancias en el río Chubut, cerca del lugar donde desapareció, el cual fue anteriormente revisado y rastrillado 3 veces  por la Policía Federal y casualmente tras el cambio de juez (de Otranto a Lleral) el cuerpo aparece enredado entre ramas  y en muy buen estado de conservación pese a pasar más de 78 días de estar desaparecido ¿raro no? Sin duda, no fue conservado como está el cadáver criogenado de Walt Disney tal como dijo la inefable candidata/diputada Carrió sino que queda la sospecha de que fuera sembrado el cuerpo y que haya muerto o sido asesinado en otro lado, pero eso debe ser esclarecido por la justicia, esa instancia que está al debe permanentemente en la Argentina ( atentado de la Amia, asesinato del fiscal Nisman, Julio Chávez y otros miles de casos).

¿Que queda? simplemente algo que es tan sencillo pero que parece por momentos  una tarea de titanes: Saber la verdad de cómo murió Santiago Maldonado y quienes lo mataron. Si fueron agentes del estado (gendarmería o servicios de inteligencia del estado) que estos caigan en prisión, con el debido proceso y que asuman sus responsabilidades. Sin duda, los responsables jerárquicos de los supuestos asesinos, tales como la Ministro Bullrich o los Jefes superiores de Gendarmería, al menos tendrían que renunciar dado que si se demuestra que los involucrados en la represión del 1 de agosto de 2017  fueron los que asesinaron a Maldonado "por su cuenta" deberían caer por incapaces de mantener la cadena de mando. Pero si se confirma que Santiago Maldonado fue ejecutado posteriormente, esto es algo bastante más macabro que debe ser esclarecido de manera rápida y creíble por el gobierno de Mauricio Macri, ya que no es sólo Santiago Maldonado sino que la posibilidad de pensar diferente en la Argentina está en riesgo y es grave.

Lo último: la autopsia realizada al cuerpo de Santiago Maldonado revela que no presenta golpes, heridas ni rasguños lo que hace que uno se pregunte ¿que mierda pasó realmente con Santiago Maldonado? ¿se tropezó huyendo de la Gendarmería? ¿Lo empujaron al río y se ahogó? ¿se cayó solo? Todo demasiado raro, lo cual no extraña para nada en un país como Argentina.