viernes, 13 de octubre de 2017

Chile Eliminado: fútbol o relatos con verdad postergada

Chile Eliminado (fuente: Deportivo La Tercera)



Por fin terminó esa larga tortura que son las eliminatorias sudamericanas. Más allá que la selección de mi país natal (Chile) para regocijo de bolivianos, uruguayos y argentinos quedara eliminada de la próxima copa mundial Rusia 2018, creo que es el momento de pensar que significa este relato que se creó desde el 2008 hasta la fecha en el fútbol chileno. Estos diez años fueron marcados por la presencia de Marcelo Bielsa quien más allá de su retiro dejó una larga estela e influencia que no supo usar Claudio Borghi pero si la aprovecharon Jorge Sampaoli y Juan Antonio Pizzi tanto en las eliminatorias y Mundial de Brasil de 2014 y la copa América de 2015 como la Centenario en el 2016. Los resultados nos hicieron creer que teníamos una legión invencible de futbolistas, la mal llamada Generación Dorada (mote para variar copiado de los basquetbolistas argentinos) más allá que en las copas mundiales de 2010 y 2014 quedábamos eliminados en octavos de final en los mundiales y las dos finales de las Copas América (2015 y 2016) se definieron a penales. Es cierto que era una etapa inaudita en la historia del fútbol chileno, el cual como de los que nacimos en los años 70 solo teníamos una cosa clara: eramos unos parias deportiva y conductualmente: el fiasco de España 1982 y el ardid del Cóndor Rojas en 1989 que condenó a casi 2 generaciones de futbolistas a perderse las eliminatorias.

Mundial 2010 (La Cuarta Cibernética)
Tras una  vuelta a los mundiales en Francia 1998 (clasificación por diferencia de goles frente a Perú....paradojalmente), las cosas en el nuevo siglo para el fútbol chileno  volvieron a algo parecido a lo que estábamos acostumbrados en los 80: fracasos junto con directores técnicos cual de todos más mediocres (Juvenal Olmos, Cesar Vaccia, Jorge Garcés, Pedro García) hasta que la sub 20 en el Mundial de Canadá de 2007 nos mostraba que había una generación de futbolistas algo más que pichangueros y con sangre en las venas:  Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel entre otros. Más allá de que hayan sido descubiertos por José Sulantay, quien los supo aprovechar por primera vez a este grupo de futbolistas fue Marcelo Bielsa, un outsider en el fútbol argentino, quien generó una revolución en el fútbol chileno tal que los hizo convertir a una manga de pusilamines en tipos que dejaban todo en la cancha, en una versión posmoderna del futbol total, es decir un menottismo a la chilena.

Todo lo demás ya es historia conocida, pero como todo ciclo histórico este llegó a su fin. Detrás de estos tipos se creo todo un relato posmoderno, una nueva narrativa futbolera donde se nos hizo creer que el fútbol chileno estaba destinado a cosas mayores, pero que en el fondo era una gran mentira ¿Porqué? Lo que sucedía en la selección chilena no se traducía ni en la calidad del campeonato local (mal llamado liga) ni mucho menos en los torneos de clubes a nivel sudamericano en los cuales los equipos chilenos quedan eliminados en las primeras rondas. En otras palabras, este relato era insostenible en el tiempo dado que no había recambio en la selección en el corto, mediano o largo plazo, como una clara consecuencia de que el fútbol profesional chileno se convirtió en Sociedades Anónimas...sólo les importó vender sin apostar a tener semilleros (base del éxito argentino, uruguayo o brasileño) ni tener campeonatos competitivos sino que todo lo contrario, equipos con paquetes y futbolistas de dudosa calidad y rendimiento.

Podemos echarle la culpa a las borracheras del plantel o las visitas al casino de Vidal, pero el problema no pasa por lo que diga la mujer de Claudio Bravo, no es de coyuntura sino de contexto estructural: el fútbol chileno tal como está hoy en día es insostenible como entidad competitiva. Ahora que quedamos eliminados de Rusia nos encontramos con el real problema: NO hay recambio y ahí no hay relato que resista.

viernes, 6 de octubre de 2017

Independencia de Puerto Rico y Cataluña ¿posibles?

Independencia (fuente: Telesur)


Estos días han sido pródigos de noticias. Primero, el huracán María que hizo literalmente mierda a Puerto Rico unido a la lenta respuesta del gobierno federal estadounidense en atender a su única colonia explícita mientras que al otro lado del charco, el govern catalán realiza un referéndum vinculante en relación a la independencia de Cataluña pese a ser declarado ilegal  y saboteado por el gobierno de Mariano Rajoy, tratandolo de impedir a la fuerza con el uso de las fuerzas policiales del estado español. Tras los resultados que fueron abrumadoramente favorables a la independencia...hay una tensa calma en ver cual es el siguiente paso del gobierno catalán si declara la independencia o cede a las presiones de Madrid unida a la que ejercen las grandes empresas catalanas que sacan sus sedes centrales de Cataluña a Madrid o otros lugares de España.


Trump tirando rollos de papel a daminificados en Puerto Rico (lanacion.com.ar)



¿Son posibles las independencias de Puerto Rico y Cataluña? Con respecto a la ex colonia española y actual estadounidense, pese a la existencia de un movimiento independentista este nunca ha sido históricamente muy fuerte. Tras la anexión como consecuencia de la Guerra de 1898 donde España pierde los restos del imperio, en Puerto Rico no existió un movimiento insurgente independentista digno de mención como en Cuba o Filipinas, el cual siguió tras la ocupación estadounidense y que fue aplastado en la sangrienta guerra Filipino Estadounidense (1899-1902). Por el contrario, la burguesía  local se conformó con el estatus colonial y han seguido hasta hoy los vínculos coloniales con los Estados Unidos (con el nombre de Estado Libre asociado) aunque algunos aspiran a que Puerto Rico sea un estado más....pero el hecho de la inmanejable deuda que posee la colonia que la tiene al borde del default junto con el hecho de que para efectos prácticos son considerados estadounidenses de 2da o 3ra,  no hay mucho interés de los diversos gobiernos estadounidenses de cambiar el estatus colonial. Es sólo ver el trato que les dio Trump al visitar el territorio...lanzarle rollos de cocina a los damnificados es digamos poco elegante y denigrante. Esta claro que muy poco pueden esperar de la Casa Blanca ¿no sería hora de que los puertorriqueños sean capaces de tomar en sus propias manos su destino?


Afiche pidiendo el voto por la Independencia de Cataluña (fuente: El Mundo)




Con respecto a Cataluña, sin duda existe en una parte no despreciable de la sociedad catalana un movimiento independentista y republicano pero ¿realmente es viable una independencia? Una cosa que muchos en Cataluña no tienen muy clara es que el hecho de que esta NO será una concesión graciosa por parte de Madrid ni de la Unión Europea sino que los catalanes tendrán que luchar por ella. No digo que caigan en el terrorismo o que organicen un ejercito insurgente pero deberán luchar por ella con todas las armas lícitas que tengan a mano y prepararse para días duros, ya que el bloqueo al nuevo país al parecer será fuerte y por lo que se ve a la distancia, muchos no tomaron en cuenta que el proceso independiente no será una luna de miel sino que puede ser un proceso largo, complejo y amargo.  Está claro que el referéndum del 1-O es sólo un primer paso, el cual a pesar de todos los cuestionamientos de Madrid, es la herramienta con la que contaba la Generalitat catalana y un sector importante de la población se pronunció votando por la independencia. Pero la brutal represión de la Policía y la Guardia Civil que recorrió el mundo mediante las redes sociales solo le dio más peso emocional para votar por la independencia ¿Pero están dispuestos a dar el paso que viene?

Para construir un país no basta una bandera o una identidad, cosa que tiene Puerto Rico, pero realmente  hay que tener los deseos para cortar los lazos coloniales o territoriales, cosa que la mayoría de los puertorriqueños no quiere y  si lo tienen buena parte de la sociedad catalana. La pregunta ¿Están dispuestos a llegar al último por la independencia? Puerto Rico está claro que no y Cataluña está por verse.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Fin de semana




Viajar en el subte (o metro) un viernes en la tarde- noche es en términos formales el último estirón de la semana, ya sea en Viña, Ciudad de México o Buenos Aires. Tal como decía, es el estirón final para empezar esa pausa -para los afortunados que trabajan de lunes a viernes- que es cada vez más corta (al menos en percepción) que es el fin de semana.

Quimera y sueño de muchos, sobretodo de los más jóvenes, el fin de semana ha sido idealizado de una forma que excluye de manera clara  a adultos y familias -a estos se les confina con suerte a los domingos-, siendo este culto pelotudo presentado por las mass media que tienen a la extrema juventud  y sus desbordes como  el sinónimo de esta líquida posverdad que se llama vida, hace que este puente de tiempo y espacio que es el fin de semana, la exclusión sea su mayor característica.  ¿Es es el signo de los tiempos la exclusión? Sin duda, es una buena pregunta pero no creo que se pueda explicar en un finde con algo de cerveza en el cuerpo, pero no podemos mirar al techo siempre. Tal vez, la exclusión como idea eje de estos tiempos posverdaderos, la hemos naturalizado de tal forma que pasa desapercibida, de tal forma que ya ni preocupa, salvo a los que tienen sentimientos de culpa de clase o a los que quieran redentorizar a los demás. Hay muchas otras cosas que tenemos naturalizada (racismo, discriminación, violencia de género) pero ni nos preocupan ni nos mueven,  a lo sumo un tweet, cayendo por lo general en un limbo que nos tiene idiotizados .

¿Pero que hacemos frente a esto? Por ello cuando vuelvas a tu casa tras una semana laboral que más que seguro te tiene hecho mierda, no les des el gusto y disfruta como sea, con quien sea, pero disfruta, ya que debes recordar que tienes vida más allá de las normas, convenciones y reglas que nos regulan, por ello: BUEN FINDE a todos!!!!